gad-PDOT.png  gad-galeria.png  GAD-RENDICION.png

Historia de la Parroquia

buenavista oro 2

Sobre la historia antigua de Buenavista, uno de los pocos referentes que se tiene, por su ubicación y por las características de su tipo de suelo (está en una llanura aluvial en la cuenca del río Buenavista

, y en zona de influencia de la cuenca del río Jubones), es que fue lugar de grandes inundaciones, desde la era terciaria y cuaternaria, eventos naturales que aún ocurren, pero con menor fuerza.

 

En el libro El Oro, Perfiles, Raíces e Identidades (Rodrigo Murillo, 1999), las poblaciones de Pasaje y Santa Rosa, colindantes con lo que hoy es la parroquia Buenavista, se menciona que los primeros asentamientos poblacionales se relacionan con los aborígenes de la costa de la cultura Valdivia Fase VIII, la Cultura Jambelí en tiempos del Período Formativo, y Cañarís.

 

En el cauce del río Buenavista, paralelo a la parroquia, los moradores constantemente han reportado hallazgos de restos de piezas de cerámica.

 

Cronistas locales, como el Lic. José Elías Illescas, han investigado y recogido versiones, transmitidas de generación en generación, y que también han sido publicadas en los libros de historia provincial, acerca de que el río Buenavista era navegable y sustento de la economía local, como fuente de recursos y vía de comunicación importante, al estar su desembocadura en Santa Rosa, histórico punto de confluencia de navegantes pre-incásicos, “protagonistas de un fluido comercio e intercambio entre los pueblos aborígenes del sur de Ecuador y el Norte de Perú” (Murillo: 1999).

A mediados del siglo antepasado (XIX) –agrega Illescas en sus investigaciones, entre las que se incluyen sus lecturas de conocidos libros de historia provincial más adelante citados, lo que hoy es la parroquia Buenavista, es identificado como el sitio San Gabriel perteneciente a Santa Rosa. Constituía una gran extensión de tierras sembradas de cacao y café; la ocupación diaria de sus habitantes era sembrar, cuidar sus cultivos, cosechar y rozar sus predios para mantener la calidad de sus productos.

En los libros sobre la historia provincial consultados, se revela que los conflictos políticos a nivel nacional, que generaban una inestabilidad política, marcaron esta etapa de la localidad, que pese a su riqueza, no es mencionada por los historiógrafos orenses en sus relaciones sobre la provincia de aquellos años.

Sin embargo, en los inicios de Buenavista, ya como parroquia, a fines del siglo XIX, sus pobladores constan en los documentos históricos de la Provincia con una activa y directa participación en las campañas liberales alfaristas, que en El Oro estaban lideradas por el general Manuel Serrano Renda. Tal es así que, un 4 de mayo de 1895, resuelven adherirse a la causa liberal, con un manifiesto de apoyo, a la par de poblados que en ese entonces ya tenían su renombre, como el caso de Pasaje y El Guabo.

Los que participaron por Buenavista en dichas justas liberales fueron: Benigno Matamoros, Bernardino García, Miguel Tenezaca, Tomás Gamboa, Manuel Gómez, Aurelio Bodero, Ignacio Bustamante, Luis Ibáñez, Luis León, Emiliano Lecaro, Domingo Jaramillo, Daniel Ruíz, Juan Matamoros, Fausto Carrión, Antonio Tapia, Alejandro Acosta y Manuel Rivera (Poma: 1999).

buenavista oro 3

Buenavista, según una versión proporcionada por el Lic. José Illescas, comenzó como una comarca de agricultores que luchaban día a día por sacar provecho de estas tierras de inviernos fuertes y veranos ardientes; se denominaba San Gabriel, nombre relacionado con el catolicismo de sus habitantes, quienes quisieron rendir homenaje a la visita del Arcángel Gabriel a la Virgen María, anunciándole el mensaje de Dios.

Pero los campesinos –agrega el Lic. Illescas- también veían los hermosos crepúsculos, con su cielo esplendoroso, montañas, aves revoloteando en el espacio claro y sublime, un paisaje natural brillante y colorido, lo que se complementaba con el aroma del cacao y café sembrados en sus fincas, todo esto era considerado una recompensa a sus faenas diarias, y cada tarde, aunque cansados y pensando en el nuevo día de trabajo riguroso, exclamaban “qué buena vista” nos ofrece el lugar donde vivimos.

Ese sería uno de los principales motivos por el cual se cambió el nombre del sector; aunque hay otras versiones acerca de que Buenavista debe su nombre al río.

buenavista oro 4

 

Enlaces Externos

     logos1.png logos2.png logos3.png logos4.png logos5.png logos6.png logos8.png

Clima en Buenavista

Visitas

0411992
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Pasada
Este mes
Mes Pasado
Todos
28
147
917
1013
846
7015
411992

3.47%
59.89%
0.81%
0.30%
0.00%
35.52%
Online (15 minutes ago):9
9 guests
no members

Tu IP:18.206.187.81